Ballena Blanca se subió a un escenario (y salió bien)

Un momento de la función en el Teatro Alcázar de Madrid. Foto: Diario Vivo.

Historias verdaderas contadas sobre un escenario, en una función única que no puede grabarse ni repetirse en otro lugar. Este es el concepto de teatro efímero de Diario Vivo en el que participamos el pasado 11 y 12 de noviembre los editores de Ballena Blanca.

Nosotros mismos, Sara Acosta y Clemente Álvarez, nos subimos a las tablas del Teatro Alcázar, en Madrid, para contar lo difícil, y surrealista, que es sacar adelante hoy en día un reportaje ambiental que requiera viajar a otro país. En concreto, narramos nuestra hilarante experiencia en el Olympic National Park de EEUU para ver lo ocurrido en el río Elwha tras la mayor demolición de una presa en el mundo, un laborioso trabajo periodístico publicado en el número 11 de la revista Ballena Blanca.

En nuestra búsqueda de nuevos lenguajes para llamar la atención sobre las cuestiones ambientales, fue una experiencia increíble poder trabajar con el equipo de Diario Vivo para convertir un reportaje periodístico en una historia real que hizo reír y emocionó a las cerca de 600 personas que abarrotaban el teatro. Este formato basado en narraciones auténticas consigue llegar como pocos al corazón del público.

Publica un comentario