Reportajes

El impacto ambiental de que Amazon te entregue un paquete en 24 horas

El impacto ambiental de que Amazon te entregue un paquete en 24 horas

Reportajes / ·0 comentarios

Cristina Rojo | Nueva York | Ilustración: Marta Antelo

Los clientes del coloso de las compras por Internet ya no recorren lo que en el mundo de la logística se llama ‘última milla’: la distancia hasta la tienda. Este último tramo explica parte del éxito del gigante del millonario Jeff Bezos, pero también un efecto dominó más perverso. Te explicamos por qué.

Ver más



La huella ambiental de las grandes energéticas

La huella ambiental de las grandes energéticas

Reportajes / ·1 comentario

Clemente Álvarez 

Endesa ha lanzado una campaña en la que llama “falso mito” a la contaminación del carbón, asegurando que el mayor problema son los coches. De falso mito, nada. Recuperamos este reportaje en el que se incide en el gran impacto del transporte, pero también en cómo esta empresa es una de las que tiene una mayor huella ambiental de todo el país. Precisamente, por el carbón.  Ver más



Instrucciones para montar unas placas solares en casa sin ‘impuesto al sol’

Instrucciones para montar unas placas solares en casa sin ‘impuesto al sol’

Reportajes / ·6 comentarios

A pesar del ruido que ha provocado el llamado ‘impuesto al sol’–el pago de un peaje extra por producir electricidad con placas solares–, curiosamente casi ningún particular debe abonarlo. Explicamos por qué y repasamos qué pasos hay que dar para generar energía solar casera.

Sara Acosta

Ver más



Cuánto vale una lavadora rota para Drissa Traore

Cuánto vale una lavadora rota para Drissa Traore

Reportajes / ·1 comentario

Este reportaje ha sido publicado en el Nº12 de la revista Ballena Blanca. Consigue tu ejemplar aquí.


Hay quienes roban residuos para sobrevivir. De la bobina de cobre de un televisor se pueden sacar dos euros. De un frigorífico, hasta diez. Drissa Traore antes recorría Barcelona con un carrito de supermercado en busca de desechos. Ahora es uno de los africanos que trabaja en Alencop, una cooperativa creada para combatir las mafias de la chatarra.

Joseph Zárate | Barcelona | Ilustración: Marta Antelo

Ver más



“El 47% de las renovables en Alemania son propiedad de la gente”

“El 47% de las renovables en Alemania son propiedad de la gente”

Reportajes / ·1 comentario

Entrevista a Arne Jungjohann, analista energético y coautor del libro ‘Energy Democracy’. Ver más



Huracán Irma, la gran evacuación

Huracán Irma, la gran evacuación

Reportajes / ·0 comentarios

El ciclón Irma provocó una de las mayores llamadas a la evacuación de EEUU. Este es el relato de lo que pasa cuando se le pide a 7 millones de personas que abandonen sus casas para ponerse a salvo. ¿Quizá hay que hablar de cambio climático?

Sara Acosta | Clemente Álvarez | Miami | Con fotos de móvil de evacuados

Ver más



Qué se pone un ecologista en un pase de moda: tres estrategias para evitar que la ropa acabe en la basura

Qué se pone un ecologista en un pase de moda: tres estrategias para evitar que la ropa acabe en la basura

Reportajes / ·0 comentarios

Ver más



Padres mineros, hijos que pasan de la mina

Padres mineros, hijos que pasan de la mina

Reportajes / ·1 comentario

Este reportaje ha sido publicado en el Nº8 de la revista Ballena Blanca. Consigue tu ejemplar aquí.


Sara Acosta  | Morcín (Asturias) | Villablino (León) | Fotografía: Txetxu Berruezo

El abuelo de Omar era barrenista, uno de los trabajos más duros en la mina. Trazaba las galerías que después un artillero abría explotando dinamita. Hoy tiene 85 años y grado tres de silicosis, una enfermedad crónica y extendida entre los mineros por respirar polvo de sílice. Raúl, el padre de Omar, dejó Magisterio por el tajo a solo una asignatura de terminar la carrera —”Cuando volví de la mili era lo más fácil, un trabajo asegurado”—. El azar le puso de tubero, lo suyo era poner tubos de aire comprimido y garantizar ventilación allá abajo para evitar, precisamente, respirar aquel polvo que lo tapaba todo.

Ver más



El activista ambiental que vive encerrado en casa porque no puede pagar un guardaespaldas

El activista ambiental que vive encerrado en casa porque no puede pagar un guardaespaldas

Archivo, Reportajes / ·0 comentarios

Esta es una versión reducida del reportaje publicado en el Nº7 de la revista BallenaBlanca. Para leerlo completo, compra tu ejemplar aquí.


Sara Acosta (@saraacostalanga) | Madrid | Ilustración: Estudio Ray Díaz

A los nuevos ricos en China les gusta mucho la madera de palisandro. Una mesa fabricada a partir de este árbol que crece en climas tropicales da estatus y hace quedar bien con los invitados. Incluso da para dedicar 15 ó 20 minutos largos antes de la cena a hablar de su exquisito color rojo y vetas negras que dan al mueble ese refinado aspecto. Lo que seguramente no saben los comensales es de dónde ha llegado, ni sobre todo, cómo. Leng Ouch sí lo sabe. Este camboyano que nació hijo de agricultores pobres cuando los Jemeres Rojos inauguraban su dictadura a mediados de los 70, ya no soportaba ver cómo se arrasaba la selva en la que creció para que especies como el palisandro terminaran de mueble en alguna casa china; o europea, hasta donde viajan importadas desde Vietnam, que a su vez las compra a Camboya. Pero el mobiliario solo era una parte de la gigantesca maquinaria ilegal levantada por el Gobierno de ese país en la década de los 2000 para repartir millones de hectáreas entre unas 300 empresas que querían suelo libre para desarrollar sus negocios: plantaciones de azúcar o de caucho, minas, centrales hidroeléctricas y, colmo de la ironía, proyectos de ‘ecoturismo’. Hoy no hace falta husmear mucho para ver tierra devastada. Camboya figura oficialmente entre los cinco países con mayor tasa de deforestación del mundo, en un país donde el 80% de la población vive en zonas rurales y depende de pequeñas explotaciones agrícolas para subsistir.

Ver más



Jane Jacobs o el elogio de la acera

Jane Jacobs o el elogio de la acera

Archivo, Reportajes / ·1 comentario

Esta es una versión reducida del reportaje publicado en el Nº4 de la revista BallenaBlanca. Para leerlo completo, compra tu ejemplar aquí.


Esta activista y urbanista autodidacta se enfrentó en el Nueva York de los 60 al arquitecto más influyente. Barrios tan emblemáticos como el Soho, Chinatown o Greenwich Village son hoy el legado de su victoria.

María Sánchez | Nueva York | Fotografía: Jessica Bal

La ciudad es como un sanatorio mental dirigido por los reclusos más graves. Habrá anarquía”. Jane Jacobs, periodista, urbanista, activista y, ante todo, vecina del neoyorquino Greenwich Village vertió esta premonición sobre un grupo de funcionarios y burócratas de la ciudad de Nueva York el 10 de abril de 1968. El ambiente de la audiencia, convocada para escuchar las opiniones de los vecinos sobre el proyecto mastodóntico de la Lower Manhattan Expressway (autopista del bajo Manhattan), era tenso. Apodada ‘LoMex’, esta carretera cruzaría la isla de forma transversal y facilitaría la entonces congestionada comunicación viaria entre el río Hudson y Nueva Jersey (al oeste) con el East River y Brooklyn (al este), permitiendo que miles de personas llegaran más rápido a sus trabajos en el centro de la ciudad desde los suburbios y las afueras. Pero también amenazaba con sepultar y destruir lo que hoy son algunos de los barrios más pintorescos y emblemáticos de la mitad sur de Manhattan como el Lower East Side, SoHo, Chinatown, Little Italy, NoLiTa o Greenwich Village.

Ver más