Mercedes-Benz, BMW y Peugeot, señaladas como las marcas que más mienten en emisiones en Europa

Sara Acosta (@saraacostalanga) | Madrid

El engaño de los fabricantes sobre las emisiones es generalizado, según un nuevo estudio. Mercedes-Benz, BMW y Peugeot encabezan la manipulación de las pruebas en los laboratorios


Los modelos A, C y E de Mercedes-Benz, las series 5 de BMW y el Peugeot 308 emiten cerca de un 50% más de lo que dicen los fabricantes, según un nuevo estudio publicado este lunes por la Federación Europea de Transporte y Medio Ambiente. Este organismo señala que el desfase es generalizado entre las emisiones (CO2) y el consumo que declara la industria del automóvil en Europa y las cifras reales. La brecha para todo el sector fue del 40% en 2014 entre los resultados que anunciaron las marcas en las pruebas que sus vehículos pasan en el laboratorio y la realidad.

Para esta asociación, cuyos datos salen del análisis que el Consejo Internacional para el Transporte Limpio (ICCT) ha realizado en 600.000 coches en la Unión Europea, esta diferencia es la prueba de que “el sistema para medir el consumo de carburante y las emisiones de CO2 está totalmente desacreditado. El mensaje de la industria del automóvil de que hace un esfuerzo desproporcionado para reducir sus emisiones es una ficción”. Básicamente, por una razón que el responsable del programa de vehículos limpios de este organismo, Greg Archer, explica desde Bruselas: “En Europa no se están testando los coches, sino prototipos especialmente diseñados por los fabricantes para pasar las pruebas”. Esos test son tan laxos, apunta, que las marcas recurren cada vez más a artificios tecnológicos para mantenerse dentro de los límites legales de emisiones de dióxido de carbono. Apagar el aire acondicionado durante la prueba -para que el vehículo consuma menos energía- es solo uno de los veinte trucos que el organismo ha identificado.

Esta manipulación explica, según el informe, por qué las emisiones reales apenas han disminuido desde 2008, cuando la Unión Europea empezó a regular los gases de efecto de invernadero en el sector del transporte. Ese año, los vehículos europeos ahorraron 13,3 gramos de CO2 por kilómetro, sin embargo este nuevo estudio sitúa en 22,2 gr/km la diferencia entre lo que dicen las marcas y las cifras de emisiones reales en la actualidad. Y desde 2012, “los avances se han estancado por completo”. Además, el engaño estaría costando a los conductores europeos 450 euros anuales por el mayor consumo de carburante.

El engaño estaría costando a los conductores europeos 450 euros anuales por el mayor consumo de carburante

A finales de 2014, el ya ex presidente de Volkswagen, Martin Winterkorn, pedía en el Salón del Automóvil de París relajar la normativa europea sobre emisiones, pues cada gramo de CO2 que el fabricante reducía costaba 100 millones de euros a la compañía. Pero a la luz de cómo las marcas manipulan los test, recoge el informe de la Federación Europea de Transporte y Medio Ambiente, “Volkswagen habría ahorrado cerca de 1.700 millones de euros, y por extensión, toda la industria del automóvil habría salvado 7.000 millones, que están pagando los consumidores”.

El mismo año del lanzamiento del Volkswagen Golf Mark 7, en 2012, la marca habría declarado un 22% menos de emisiones y consumo respecto a las cifras reales. Dos años después, la brecha es del 41%. Pero no es este el fabricante en el que menos coinciden los datos. En el modelo Renault Clio IV la diferencia es del 34%, lejos del 50% del Peugeot 308 y del 53% para la clase C de Mercedes-Benz, marca el documento.

La Federación Europea de Transporte y Medio Ambiente considera un paso positivo el nuevo test previsto en Europa a partir de 2017, si bien no resolverá el problema, señala, pues seguirá realizándose en los laboratorios. Como concluye Greg Archer: “Se necesitan pruebas en conducción real, esperemos que la Comisión Europea las proponga en 2016”. Este organismo también reclama un mayor control de las pruebas, cuyos resultados únicamente verifican los centros que realizan el examen.

Hay 4 comentarios

  1. Volkswagen mató a la RSC. ¿En serio? | El blog de Encarni Rodríguez

    […] Una semana más tarde las aguas revueltas de Volkswagen (VW) siguen sin calmarse y como era de esperar, el escándalo arrastra colateralmente a muchos otros con ellos. No solo se está señalando a prácticamente toda la industria automovilística como posible cómplice silenciosa de una estafa que, ahora sabemos se conocía hacía años, sino que la laxitud (o inexactitud) de la normativa ambiental que deben cumplir (sobre todo en Europa) también está siendo muy puesta en tela de juicio.  […]

  2. FRANCISCO NUÑEZ

    DEVERIAN INVESTIGAR A TODAS LAS MARCAS PIENSO QUE NO HABRA MUCHA DIFERENCIA EN EL DESFASE DE LAS EMISIONES TODAS MIENTEN PORQUE EL SISTEMA DE HOMOLOGACION EN LABORATORIO NO TIENE NADA QUE VER EN CONDICIONES REALES LO DE VW HA SIDO SOLO EL PRINCIPIO PERO SI QUIEREN HACER MEDICIONES EN TRAFICO REAL LOS COSTES DE FABRICACION SERAN MUY ELEVADOS Y EL MOTOR DIESEL DEJARA DE SER ATRACTIVO. DICHO ESTO PIENSO QUE DEVERIAN HACER UNA NORMA COMUN EN CONDICIONES REALES, CLARO ESTO SERIA A PARTIR DE UNA FECHA EN ADELANTE PARA LOS CONSTRUCTORES PORQUE SI SE PONEN A COMPROBAR DE AQUI ATRAS SEGURO QUE EL 90 % DE VEHICULOS NO LA PASARIAN ESTO INCLUYE TODAS LAS MARCAS.

  3. trescondor

    Bueno es saberlo y agradecimientos hasta el infinito a los científicos que están haciendo estos estudios en favor de la humanidad y nuestro planeta. Con ello ganamos todos.

Publica un comentario